CatalanEnglishSpanish
CatalanEnglishSpanish
Foto: Raima

UN DIÁLOGO ENTRE LA HISTORIA Y LA INNOVACIÓN

La reforma y ampliación de la Raima se inició el año 2016 y se dio por finalizada dos años después, en 2018. Fueron tiempos de esfuerzo, de trabajo en equipo y de pica y pala. Dos años cargados de anécdotas y momentos de conciliación, imprevistos y motivación diaria, todo ello sin embargo, resultó en una grata recompensa. Ahora hoy, aunque la nueva tienda ya es una realidad y se ha podido pasar de 2 a 6 plantas, Hay una cautivadora historia detrás que siempre se mantendrá y es la que explica las motivaciones y porqués de un proyecto tan ambicioso como arriesgado y tanto revolucionario como auténtico.

Calle Condal, 27. Raima.

Y es que como los grandes proyectos dignos de admiración, esta reforma nació gracias a única idea. Un único sueño que en principio puede catalogar como algo descarado y un tanto atrevido. Y es que el objetivo de  hacer de Raima la papelería más grande de toda Europa no es cualquier cosa.  Es una propuesta insidiosa sí, que sólo podía surgir pero, de sus propietarios; Núria y Jaume, dos ejemplos de entrega incondicional y pasión por la papelería. 

  • Planta 0

     



















    Planta 0.

  •  

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    abriendo espacio
    por las escaleras
    mecánicas.

  •  

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Vistas desde
    la planta 0

    al patio de luces.

  •  




















    Obras de ampliación.

  •  

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Inicio de obras
    de la planta 1.

  •  

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Inicio de obras
    para la ampliación
    de las plantas.

Partiendo de este ideal, se inició con la investigación de los profesionales idóneos, capaces de hacer frente a un proyecto de esta magnitud y de lograr con valentía uno de los hitos más importantes dentro de la historia de Raima. Es así como se apostó por un estudio de arquitectos como el de Jorge Vidal; profesionales que se enfocan en dar a los espacios una narración propia, que entienden la importancia entre preservar la tradición cultural de los edificios y ofrecer estructuras modernas, dinámicas y envolventes.

Una vez se tenía un objetivo como punto de partida y un grupo de profesionales dispuestos a llevar a cabo la tarea, el primer reto que apareció fue el de conseguir una sinergia entre la historia y la innovación. Entre el pasado, el presente y el futuro. Entre una estructura que ya había tenido ciertas reformas y por lo tanto tenía que escuchar y ser prudentes con el edificio y la necesidad de construir un nuevo concepto de papelería; abierta y dinámica. La solución más efectiva era pues construir un sistema en bloque. Una especie de contenedor ampli, Capaz de permitir el diálogo entre las personas y los objetos, flexible a la hora de ofrecer varias opciones para reorganizar los elementos y adaptable, Para poder jugar con los espacios y sus configuraciones.

Visto de otro modo, los arquitectos se encargarían de las formas y el equipo Raima del contenido, del que habría dentro. De los productos y su distribución y en definitiva, de dar vida y personalidad en la tienda.

La vuelta Catalana

Por otra parte, el desafío que había para crear una conversación natural entre los ambientes y la distribución se resolvió gracias a un material tan preciado y valioso como es la luz natural. En este elemento se encontró el camino para abrir los espacios y dar continuidad a toda la estructura. Antes de la reforma, el punto por donde entraba la luz era sólo el techo de la primera planta. Para conseguir el efecto de verticalidad y amplitud tan característico de la tienda, se abrió este acceso dando un recorrido mucho más profundo y continuo, que baja desde la cuarta planta hasta la planta principal. Junto con el patio de luces, se optó por elementos capaces de captar gran cantidad de luz como es el ejemplo de la fachada de pavés, Justo donde terminan las escaleras mecánicas, para dar continuidad y recorrido al fondo de la tienda. También, se jugó con elementos arquitectónicos como la bóveda catalana, Que abre los espacios y facilita una visión panorámica de todo el entorno. Finalmente, con todo este conjunto de reformas lo que consiguió es una transición, Un paseo sugestivo que proviene desde la calle hasta el espacio interior de la tienda. Un recorrido »interesante, sugerente y sensual»Dentro de un singular edificio catalogado de 1513.

Ahora bien, la luz natural es un recurso que al final del día se acabaría agotando. Así que para continuar dando vida a la tienda durante la tarde y la noche, se optó por distribuir una serie de carriles continuos en sentido longitudinal. Como un tipo de red con pequeños elementos adaptables que iluminan rincones de la tienda donde se encuentran los escaparates. De esta manera lo que se consigue al dotar a la tienda de iluminación durante todo el día y se construye un entorno donde se tendrá la sensación de que las horas se detienen. Los visitantes podrán vivir una experiencia de confort entre las diferentes plantas sin tener que preocuparse por la sucesión del tiempo.

  •  

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Entrada de luz natural.
    Patio de luces.

  •  

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Fachada de pavés
    detrás de las 
    escaleras mecánicas

  •  

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Fachada de pavés.
    Planta 1.

  •  

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Fachada de pavés.
    Planta 2.

  •  

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Redes de iluminación

  •  

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    iluminación
    desde la planta 3.

Para finalmente dar por terminada la reforma se realizó la elección de materiales y últimos detalles. Con la intención de mantener vivas las raíces e identidad del edificio, se hizo una cuidada selección de materiales específicos, que, obedeciendo a la lógica constructivista del centro histórico, serían los encargados de establecer una narración contemporánea en medio de una estructura antigua. Buen ejemplo de ello son los elementos de forja y las barandillas metálicas (Ubicados en la fachada exterior), que hacen referencia puntual a las clásicas y originales estructuras góticas y apuntan expresamente, a la conservación y tradición tanto del edificio, como del barrio donde se ubica.

  •  

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

      Fachada exterior, Raima.

  •  

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Fachada exterior, Raima.

  •  

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    SEAT 600 del 69.
    Entrada a la tienda.

  •  

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Vistas desde la planta 0
    hasta la planta 4

  •  

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Planta 2.
    La planta del papel.

  •  

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Pared pintada
    por el artista japonés
    Nimur. Planta 2.

  •  

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Planta 2.
    La planta del papel.

  •  

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Planta 3.
    Trabajos manuales y Deco.

  •  

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Vistas desde la planta 3
    hasta la planta 0.

  •  

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Planta 4.
    Nimur ROOM

  •  

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Azotea Raima.
    Justo saliendo de la Nimur Room.

Hoy Raima reposa sobre cinco fundamentos bastante sólidos y resistentes. Y es que la papelería más grande de todo un continente se reconstruyó sobre cinco ejes fundamentales: el respeto por lo que se hace, por la gente y el entorno. Para las preexistencias y las continuidades. Y más allá de alcanzar la meta que se marcaron Núria y Jaume, es un orgullo para todos nosotros ver que hoy Barcelona, ​​nuestra ciudad, cuenta con un espacio con identidad propia, Con raíces de tradición y cultura muy concretas y al mismo tiempo, con una visión de futuro optimista y pasión por la excelencia. Hoy podemos decir que el barrio gótico tenemos una papelería inigualable, con un alcance de productos y papel incalculable y una experiencia de confort y calidad sencillamente única y especial.

Mira como lo hemos hecho:

Bienvenidos a Raima, la casa del papel y la papelería más grande de Europa.

0
    0
    Tu Cesta
    Tu Cesta está vacíaVolver a la Tienda